Viajar BARATO: consejos para ir a un hostel/albergue

Hay dos motivos principales por los que la gente decide alojarse en un hostel: el primero es el tema de la economía (ahorrar un poco), y luego también está conocer a gente.

Si lo que te interesa es ahorrar dinero, Si lo que te interesa es ahorrar dinero,  y algunos son un poco más caros.

Lo que tiene es que, el precio del hostel un poco más caro puede ser el mismo que el de un hotel barato, y te sale mejor pagar esa misma cantidad y dormir en tu propia habitación que no compartir habitación con otras personas.

tengo tres consejos para conseguir alojamiento barato.

El primer consejo (y el que resulta más obvio) es que que compares entre distintos buscadores, porque a veces hacen ofertas o sencillamente el precio cambia.

El segundo consejo, cuando ya tengas el precio del buscador, lo que puedes hacer es ponerte en contacto con el hostel. 

Mira si tiene una web con los precios o sencillamente les preguntas cuánto cuesta una noche y, a veces, (como no tienen que pagar las comisiones de la plataforma) porque estás reservando directamente
en el hotel o en el hostel, el precio será más económico. De esta forma podrás ahorrar.

El tercer consejo es que, si vas a estar un
mínimo de 7 o 10 días en un mismo lugar, preguntes al hostel si ofrecen precios especiales para estancias largas.  Normalmente es lo que hacen, a partir de 7 o 10 días te ofrecen un descuento. De esta forma también conseguirás un precio un poquito más económico.

El segundo motivo sería conocer a gente (sobre todo si estás viajando solo),pero en algunos hostels es más fácil conocer a personas que en otros.

Tienes que fijarte si tienen un área con
hamacas o sofás, y si tienen, por ejemplo, billar, futbolín o una piscina también.

De esta forma, favorece muchísimo lo que sería la interacción social.

Lo que también puedes hacer es leer los comentarios de las personas que ya han estado allí. Muchas veces comentan “sí, conocí a mucha gente”, “es muy fácil hablar con las personas” y este tipo de comentarios.  Un tema bastante recurrente en los hostels pero muy malo, de verdad, muy malo. Muy lento, luego solo se pueden conectar un máximo de personas al mismo tiempo… o, sino, solo puedes conectarte en la zona
común o en o en la recepción.

Cuando estés en tu habitación, en tu cama, allí no te llegará la señal y es un poquito incómodo.

 

Yo, personalmente, lo que te recomiendo es que, cuando llegues al país, te compres siempre una SIM con datos. Te va a ser muy práctico porque no vas a tener que depender del Wi-Fi. Entonces, dos cositas a tener en cuenta siempre:

  • infórmate antes de llegar al país del precio de la de la sim, pero de la sim normal, no de la sim turista; porque, cuando llegues al aeropuerto,normalmente lo que te van a ofrecer siempre es la sim turista, cuanto a relación calidad-precio. Te van a ofrecer muchos datos, muchas llamadas,  un montón de cosas por un buen precio en relación, pero que va a ser muy caro en comparación con una SIM del país normal y corriente. Entonces, realmente no te vale la pena.
  • Y también consulta antes el precio, porque, si te vas a pasar solo cinco o siete días en el país (una estada que sería corta), pues no te vale la pena comprarte una SIM que te cueste 30 €. Así que, ten esto en cuenta y, además, compra siempre las SIM, para conseguir el mejor precio, cuando llegues a lo que sería el núcleo urbano.

el truco de lo que sería la cortina
o el pareo. Es un truco que todo el mundo usa y que te puede parecer un poquito raro al principio o hasta te puede dar un poquito de vergüenza, pero te vas a dar cuenta que es súper normal.

tienes lo que sería la litera. En muchos hostels hay como una cortinita para poder aislarte, pero en otros no lo tienen. Lo que hace la gente es coger la toalla o sino un pareo, y colgarlo de esta forma para poder tener un poquito más de intimidad, aislarte si no te apetece hablar con la gente porque también tiene momentos en que quieres estar contigo mismo,  o sino también por cuestiones de luz.

Piensa que en la mayoría de países realmente no tienen lo que serían las persianas, sino que tienen cortinas y, aunque pueden ser gruesas, dejan pasar la luz cuando amanece. de esta forma, crearías un poquito más de oscuridad. Y básicamente no te va a molestar la luz y no te va a despertar por las mañanas.

Una cosa que la gente normalmente no sabe cuando empieza con los hostels, es que la mejor cama es siempre la de abajo, porque si tienes que ir al baño o si tienes que ir a ducharte  es siempre mucho más cómodo
no tener que subir y bajar (sobre todo si estás medio soñoliento).

Además, a veces te olvidas algo que tienes en la mochila (que siempre estará abajo) o puede que tengas que coger algo de la taquilla, y es siempre lo mismo. Es muy pesado y cuando estás arriba a veces piensas “es que no me apetece bajar, no lo voy a coger” y ya te quedas allí y, pues, no lo vas a buscar.

El truco que te he comentado de la cortina o del pareo, depende de cual sea la estructura de la cama, en la de arriba no lo podrás hacer y esto también es una ventaja.

Además, siempre intenta escoger una cama que esté cerca de un lugar donde no te vayan a molestar, es decir, lejos de la puerta y, si el baño que está dentro de la habitación, lejos del baño también para evitar un poco lo que serían los olores, la gente yendo y viniendo y puede que hasta ruidos desagradables.

En la zona de la cama en teoría tendría que haber siempre una pequeña mesilla de noche, un enchufe y también una luz, pero a veces no es así. Lo que yo hago es llevar siempre una batería externa para poder cargar el móvil sin preocupaciones, y también una luz USB por dos motivos.

Primero por si realmente no tienes una luz en tu espacio personal y quieres buscar alguna cosa o leer un rato; y también porque si vas a islas, a veces lo que pasa es que tienen cortes de electricidad o que solo tienen electricidad durante algunas horas para ahorrar, porque tienen unos sistemas de generación de electricidad propios de la isla y no lo les da para mucho tampoco.es una una luz USB normal y corriente que puedes comprar por 1 o 2 €. Es súper económica, no ocupa nada, no molesta, le puedes dar forma y te cabe en cualquier lugar. Súper práctica.

Súper importante el candado. a ver, el candado, parece una cosa súper simple, pero no lo es. Te voy a contar por qué. Tienes que comprar dos cosas: 

un candado que sea suficientemente grande para que te quepa en el agujero, porque yo la primera vez compré
uno candadito así (súper pequeño, como el de las maletas) y no me sirvió para nada.

También te recomiendo encarecidamente que te compres un candado con números. Porque es que la llave la vas
a perder seguro, aunque el candado venga con tres llaves. Una no sabrás dónde la has metido, otra la vas a perder cuando vayas a la playa y la tercera… pues no estará seguramente .Cuando la busques, no estará.

¿Y qué pasa en estos casos? Pues que van a tener que petar el candado con unas de esas tenazas grandes. Me ha pasado ya dos veces.

Dependiendo del país al que vayas,  vas a necesitar que el hostel tenga aire acondicionado o calefacción. Pero algo que no acostumbran comentar o que no está escrito en ningún lado es que algunos hostels encienden el aire acondicionado o la calefacción solo durante unas determinadas
horas al día (durante la noche), por ejemplo, de 8 de la tarde a 8 de la mañana y el resto del día vas a pasar calor o vas a pasar frío y es bastante molesto. Además tampoco lo vas a poder activar mientras estés en la habitación porque se llevan el mando o, lo que pasa también, es que cortan la electricidad que va al aparato. Así que, va a ser que no lo vas a poder usar. 

Ten en cuenta que seréis muchas personas en una misma habitación. Hay veces en que seréis solo 8 o 7, y hay algunas habitaciones de 15 o hasta 30 personas, habitaciones enormes. Lo que pasa es que cada persona quiere una temperatura distinta por la noche y, a veces, ponen una temperatura los del hostel y no se puede cambiar.

 

Pequeño truco al canto: bájate una aplicación para el móvil que sea para poder cambiar desde tu móvil la temperatura de lo que sería el aire acondicionado.

Así, si hace mucha calor o si está demasiado bajo el aire o cualquier cosa, lo vas a poder cambiar.

Hay tres tipos distintos de habitaciones, pero no en todos los hostels le vas a poder escoger.Hay habitación mixta, habitación para chicas y habitación para chicos.

¿Qué es mejor? Pues depende. En mi opinión, siempre mejor juntos. Es más divertido, es más diverso, etc., pero… Los chicos tienen tendencia a poner el aire acondicionado súper bajo por la noche y hace un montón de frío y, estadísticamente, roncan más. Y, si es algo que te molesta (a mi me molesta un montón), te recomiendo que vayas a la habitación para chicas.

El tema dormir. Uno de los inconvenientes más grandes cuando te alojas en un hostel es poder descansar correctamente.

¿Qué puedes hacer? Llevarte tapones para las orejas.

Te van a servir para dos cosas. Primero, para que no te molesten los ruidos y te despiertes en mitad de la noche y, luego, también para los transportes, sobre todo los barcos. Hay barcos en que el motor hace un ruido tremendo y eso es malo para tus oídos,  pero también porque no puedes disfrutar realmente de la
experiencia, del viaje que estás haciendo. 

Así que, lleva siempre tapones en la maleta para dormir, pero también en tu mochila o en tu bolso, para cuando tengas que ir de arriba para abajo o hacer tours, por ejemplo.

Luego, mascarilla para los ojos. esto de aquí es súper importante porque: luz, ventanas, y también porque los borrachos o gente incívica cuando estás durmiendo, pues, encienden la luz; aunque sean horas de dormir, les da igual. Y esto te va a ser muy muy útil.

¡Auriculares! No quieres molestar a los demás cuando estés jugando, cuando vayas a escuchar música, mirar películas o lo que sea.

Así que te llevas unos buenos auriculares y podrás hacer lo que quieras, cuando quieras, sin molestar a nadie.

Un detalle importante que la mayoría de personas no tienen en cuenta cuando van a un hostel es la bolsa de la ropa sucia.

Por dos motivos.

Primero, porque si lo que haces es coger la típica bolsa de plástico y meter toda la ropa dentro, cuando luego tengas que terminar de hacer la maleta por la mañana temprano, hará muchísimo ruido, y es bastante incómodo porque vas a despertar a la gente y, además, si intentas no molestar, lo que vas a hacer es ir más lento y esto va entorpecer todo el proceso.

Si metes tu ropa sucia dentro de una bolsa
de plástico, eso no respira ni de broma.

Si usas una bolsa de ropa transpirable, irás mejor porque esto hace que
corra el aire y ¿por qué es tan importante?

Porque al cabo de unos días, si la ropa sucia no respira, va a terminar oliendo a roquefort y es muy desagradable.

Si te pasas unos pocos días en cada lugar, lavar la ropa es más complicado, y puede acumular humedad y es muy muy asquerosito. Entonces, esta de aquí respira, no se rompe, es ecológica porque no vas a estar usando plástico continuamente y tiene su cremallerita, para facilitar el uso.

Escoge una que sea grandecita porque se te va a acumular la ropa y, si también tienes que lavar una toalla y esas cosas, una que sea grande y negra porque no se ensucia tanto.

cómo lavar la ropa cuando estás en un hostel. Muchas personas lo que hacen es lavarla en el lavabo, sobre todo las prendas que son más pequeñas o de uso más habitual (como la ropa interior).

00:14:45,220 –> 00:14:48,189
Y, para secarla, la cuelgan en la litera. Es muy gracioso de ver.

Vale, y también lo que puedes hacer, y sobre todo si tienes prendas más grandes o más cantidad, es usar el servicio de lavandería del hostel. Si tienen o si está bien de precio, porque a veces te clavan bastante.

Así que, si eso no es posible, si no tienes la opción, lo que puedes hacer también  es buscar una lavandería que esté cerca de tu hostel. 

Hay dos tipos de lavanderías:

La típica que sale en las películas, que
se ven todas las secadoras, todas las lavadoras,… y tú solito te lo haces todo. Sino también hay lugares en que tú llevas la ropa, la pesan y,  dependiendo de los kilos que traigas, te cuesta un precio u otro. Una cosita que tienes que tener en cuenta es que muchas veces tienen una cantidad mínima, es decir, pagarás lo mismo por 1 kg de ropa que por 3 kg. Así que, te recomiendo que, ya que vas, cojas toda la ropa, la vas a lavar y te ahorras un dinerito.

 

error: El contenido está protegido