Roses: un bar indescriptible en la noche de Berlín

Lo he intentado y no lo he conseguido. Encontrar una definición para el Roses es tarea imposible. Ya sorprende la entrada con una foto de Michael Jackson adornada con rosas rojas y el interior supera con creces esta primera imagen.

Lámparas pomposas con acabados dorados, flores de colores por todas partes, paredes rojas, fucsias, estampados de leopardo y fotos de la virgen María y Madona conviviendo en un mismo espacio. Cada pequeño rincón e ínfima superficie están recubiertos con detalles inesperados de una estética totalmente particular de este bar.

roses bar berlin fiesta noche

Y por algún extraño motivo, esta mezcla rocambolesca consigue hacerte sentir como en casa. En el Roses todo está permitido: las normas desaparecen una vez traspasada la puerta principal, lo normal se vuelve raro y lo raro se vuelve normal.

El local en sí es muy pequeño, esta dividido en dos zonas, la parte de la barra y otra sala con sofás, sillas y un poco de espacio en medio para bailar. La decoración de los lavabos son todo un espectáculo que no podéis pasar por alto, es totalmente imperdonable no meter la nariz para verlos.

roses bar berlin fiesta noche

El U-bahn os acerca hasta Kottbusser Tor (U1, U8) y después de un paseíto llegáis a Oranienstraße, 187, dónde se ubica el bar. Y si no quieres que la fiesta termine aquí, por la zona tienes el Sage/KitKat y sino pásate por la sección de bares y discotecas.

error: El contenido está protegido